jueves, 6 de abril de 2017

¡WAAH! , UNA VERSIÓN MUY DIVERTIDA DEL CUENTO DE LOS 3 CERDITOS Y EL LOBO

Hola:

Seguro que todos vosotros conocéis el famoso cuento de Los tres cerditos y el lobo. Ya sabéis, lo de los 3 hermanos cerdos, las 3 casas, los soplidos y todo este rollo...

Pues hoy os traigo una versión del cuento muy muy divertida, que no tiene ni una sola palabra escrita (bueno, en la portada sí hay una, pero solo es esa).

Es un cuento en el que el propio formato del libro juega un papel fundamental.


¿OS VENÍS A CONOCER ESTE DIVERTIDO LIBRO?




-Título: ¡Waah!
-Autor: François Soutif
-Editorial: PICARONA


Como os decía al principio, estamos ante un libro sin palabras. Estos libros son ideales para que los niños vayan contando la historia tal y como ellos la perciben, desarrollando así la expresión oral, la secuenciación de hechos, la imaginación...

En esta versión del famoso cuento, el lobo se dispone a comerse a los 3 cerditos, pero se encuentra con un gran problema: el propio libro.

¿Cómo puede ser esto posible? ¿Cómo va a impedir el libro que el lobo cumpla su misión?

Pues... si nos ponemos a observar cualquier cuento, nos daremos cuenta de que entre página y página hay una línea de separación. Precisamente esa dichosa línea es la que causa todo el problema...

Y, ¿qué pasará entonces? ¿encontrará alguna solución el animal?

Si queréis salir de dudas, os invito a ver el siguiente vídeo, en el que podréis ver tooodo el cuento





¿Qué os parece? A mi me encanta. Me parece muy divertido y muy original, ya que le da una vuelta de tuerca al clásico que todos conocemos.

A los niños les suele gustar mucho porque esperan encontrarse con el cuento de siempre y se sorprenden con la historia y el formato. Además, eso de ver cómo el lobo se da de bruces con la línea y no puede pasar les encanta. Cuando ven aparecer la famosa escalera y se dan cuenta de que se ha escapado a la otra página ya les da el ataque de risa.

La historia, además, tiene más "chicha" de la que puede parecer, ya que nos habla del exceso de confianza de los cerditos, que en lugar de marcharse se quedan burlándose del lobo, de cómo la situación se les vuelve en contra cuando lo ven aparecer...

Nada más por mi parte. Espero que os guste a vosotros también y que os animéis con los libros sin palabras, que funcionan muy muy bien con los peques.

Nos vemos mañana con más libros.

Feliz día :)


No hay comentarios:

Publicar un comentario