miércoles, 19 de abril de 2017

HOY NOS PARTIMOS DE RISA CON "UN AVESTRUZ CON MUCHA LUZ"

Hola:

Hoy os traigo un libro con una historia muy muy loca. A veces es incluso absurda y, precisamente por eso, consigue sacarte más de una risa.

Es perfecto para leer en voz alta y ponerle voces a los distintos personajes, enfatizando las distintas estructuras que se repiten continuamente.


¿OS VENÍS A CONOCER A LA AVESTRUZ MARILUZ Y TODA SU TROPA?

(PINCHAD EN LAS IMÁGENES PARA VERLAS MÁS GRANDES)



-Título: Un avestruz con mucha luz
-Autores: José Carlos Andrés y Bea Enríquez
-Editorial: NUBEOCHO



Me acuerdo la primera vez que vi este libro. Estaba en una de las librerías infantiles de mi ciudad y me llamó muchísimo la atención su portada, con ese avestruz con ojos saltones en el primer plano y otras dos en la parte de atrás. Tanto me llamó la atención que cogí el libro y empecé a leerlo.

Y... ¿qué pasó? Pues bueno, la cosa fue un poco así (entre paréntesis mis pensamientos): Primeras páginas (¿Esto que es?), Sigo leyendo (¿Qué se ha fumado mi querido Carlos Andrés <conozco otros libros del autor> para escribir este cuento?), Paso las páginas (Empiezo a reírme. El cuento es un tanto absurdo pero me hace gracia), Sigo y sigo (Más risas. Estoy enganchada. Pobres leones), Últimas páginas (Tengo metida la cantinela en la cabeza de ni tú ni tú ni tú. Sonrisa en la boca). Conclusión al terminar (NECESITO ESTE LIBRO).

Y, efectivamente, el libro ya está en casa y ya ha sido aprobado por mis niños del cole, a los que les gusta tanto como a una servidora.


Después de esta loca introducción, paso a contaros de qué va el asunto. No se si voy a ser capaz de transmitiros el humor y el absurdo del asunto, pero lo voy a intentar...


La protagonista de nuestra historia es un avestruz llamada Mariluz, que un día se va a pasear por la sabana. Allí mira una flor y se la come. Después se le añaden otras dos amigas, de nombres desconocidos, que también se comen sus respectivas flores.




Al mismo tiempo, un león ve a un avestruz (a Mariluz) y piensa en comérsela. Sus dos compañeros ven a las amigas y también piensan en el festín que se podrían dar.

En resumen, tenemos 3 avestruces que comen flores y 3 leones que se las quieren zampar.

Mariluz, que podríamos decir que es la más avispada del grupo, ve algo de repente, así que sale corriendo y se esconde. Sus amigas, mientras tanto, se preguntan qué es lo que habrá visto. Y los leones no saben si los han descubierto o no.




Entonces, como quien no quiere la cosa, nuestra protagonista aparece con un huevo y dice a sus compañeras que es mamá.

Volvemos a recopilar: ahora tenemos 3 avestruces con un huevo y 3 leones...

Con tanto alboroto con la buena nueva, las avestruces se habían olvidado de los leones... hasta que los ven de repente y gritan asustadas. Los felinos, a su vez, les dicen que se las van a comer.




Pero... Mariluz dice que de eso nada, que "Ja, je, ji, jo, ju. Al huevito no lo tocas ni tú, ni tú, ni tú" (Esta cantinela se va a repetir varias veces a lo largo de la historia).




Empieza entonces una persecución por parte de los leones, que acaba con los avestruces escondiendo la cabeza debajo de tierra.

Y, cuando los felinos están pensando en lo ricas que deben de estar, ellas sacan de golpe la cabeza, dando un grandíiiiiisimo susto a sus enemigos.




Tan grande es el susto que ocurre algo inesperado: uno de los leones se vuelve blanco, otro se queda calvo y al tercero se le cae la dentadura (¿entendéis ahora mi "pobre leones" de antes?).

Mariluz y sus compis, victoriosas, vuelven a cantar eso de "Ja, je, ji, jo, ju. Al huevito no lo tocas ni tú, ni tú, ni tú".



¿Y qué pasa con los leones? Pues el que no tiene dientes encuentra una flor y, como no tiene otra cosa que llevarse a la boca, se la come; El calvo encuentra muchas plumas y se hace una peluca con ellas; El blanco, por último, se encuentra con el arcoiris y se envuelve en sus colores.


¿Acaba aquí la historia? Noooo, todavía queda un poquito más. Y es que 3 avestruces y el huevo se encuentran con 3 leones muy muy raros. Se miran, se ríen y se hacen amigos.




Pero... de repente, una manada de leones (de los normales de toda la vida) ven a 3 avestruces, un huevo y 3 leones muy raros y piensan en comerrrrrrrr.

Y entonces... el huevo empieza a hacer ruido, empieza a abrirse...

¿Qué pasa? Pues que de allí nace un bebé avestruz, que grita eso de "Ja, je, ji, jo, ju. No me das miedo tú, ni tú, ni tú, ni tú". Los leones "normales", viendo que el personal en esa zona de la sabana no está muy cuerdo, salen corriendo.




Y colorín colorado, nuestros 3 avestruces, el bebé y los 3 leones raros se quedan tan tranquilos y contentos, viviendo en armonía (por lo menos hasta que salga la segunda parte del libro, porque necesito una segunda parte...).


¿Qué os parece? Prometo que mañana volveré a las reseñas "normales", pero este libro se merecía un post loco de este estilo.

Como os adelantaba al principio, y habréis podido comprobar, es un cuento con una historia un tanto absurda pero que a su vez es muy divertida. No tiene ninguna moraleja ni ninguna moralina asociada (¡qué alegría!), sino que simplemente es un libro para que los peques (y no tan peques) pasen un muy buen rato.

Contiene varios elementos que me gustan especialmente: la cantinela de "ja, je, ji, jo, ju, ni tú, ni tú, ni tú", la presencia del conteo a lo largo del cuento. lo que le ocurre a los leones cuando reciben el susto, la nueva amistad entre avestruces y felinos, la presencia inesperada del huevo...

Y, ¿qué decir de las ilustraciones? Pues que son tremendamente divertidas y que esta historia sin ellas perdería muchísimo. Son muy expresivas en muchos momentos y te hacen entender a los personajes perfectamente. Son tan coloridas que llamarán completamente la atención de los niños.


En resumen, uno de los libros más divertidos que ha entrado en casa últimamente, recomendable 200%


Espero que os guste tanto como a mi. 

Nos vemos mañana con más libros. Feliz día :)

















No hay comentarios:

Publicar un comentario