domingo, 2 de abril de 2017

ESPECIAL DÍA DEL LIBRO INFANTIL (3): LA MONTAÑA DE LIBROS MÁS ALTA DEL MUNDO

Hola:

Seguimos con nuestro Especial Día del libro, en el que os estoy enseñando libros muy particulares que transmiten el amor por la lectura.

¿Estáis preparados para la tercera propuesta? Si es que sí, VAMOS ALLÁ!!!

(PINCHAD EN LAS IMÁGENES PARA VERLAS MÁS GRANDES)



-Título: La montaña de libros más alta del mundo
-Autora: Rocío Bonilla
-Editorial: ALGAR


(Antes que nada, comentaros que ahora mismo el libro está editado con otra portada. Así, si alguien quiere ir a por él, se lo puede encontrar con mi misma portada o con otra).


Este libro es una preciosidad, tanto en texto como en ilustraciones. No es para menos, teniendo en cuenta que están realizadas por Rocío Bonilla, una de las mejores ilustradoras de nuestro país.

Nos cuenta la historia de Lucas, un niño que desde muy pequeño estaba obsesionado con la idea de volar.



Tanto le gustaba esta idea que se pasaba las horas observando el vuelo de los pájaros y a los aviones.

Pronto empezó a fabricarse todo tipo de alas para conseguir su objetivo, pero nunca tuvo suerte.



Visto el nulo resultado de sus experimentos, empezó a pedir a Santa Claus cada Navidad el regalo de poder volar. Pero cada Navidad, Papá Noel se equivocaba y le traía cualquier otro regalo.

Así fue como llegó el día de su cumpleaños y, por supuesto, Lucas pidió de deseo volar.

Su madre, que era muy inteligente, le dijo a su hijo que había otras formas de volar y, así, le entregó un libro.

El niño no entendía absolutamente nada, pero empezó a leer por si las moscas. Al fin y al cabo no iba a perder nada.

Leyó y leyó y tanto le gustó que se acabó el libro de un tirón.



Y así, sin planearlo, siguió con otro libro y luego con otro y con otro y con otro. Lucas descubrió un nuevo universo lleno de historias bonitas y emocionantes.

Empezó entonces a devorar libros, acabando con todos los que había en casa. Cuanto más leía, más imaginaba y más le gustaba.



Además, con todos los libros que leía empezó a formar una pila que se iba haciendo más y más grande.




Pronto, su afición se empezó a hacer conocida y todo el mundo le regalaba libros: sus amigos, su familia, los profesores, sus vecinos... (esto me resulta familiar...)

Y claro, la montaña de libros siguió creciendo y creciendo hasta hacerse ENOOOORRRRMEEE.

Lucas, de hecho, se pasaba allí muchísimas horas. No bajaba ni siquiera para comer, algo que preocupaba mucho a su familia.

Ni siquiera los bomberos fueron capaces de convencerlo para que bajara de allí.



Siguió corriéndose la voz sobre su afición y a su casa llegaban libros hasta de la biblioteca municipal.

Además, gente de todo el mundo se acercaba a su hogar para ver a la que ya era conocida como LA MONTAÑA DE LIBROS MÁS ALTA DEL MUNDO.



Lucas seguía leyendo sin parar, hasta que un buen día se dio cuenta de la razón por la que su madre le había regalado un libro aquel día. Recordó cómo le dijo que había otras maneras de volar.

Estaba claro que él seguía sin poder volar como lo hacen los pájaros o los aviones, pero su imaginación sí podía hacerlo.

En ese instante, deseó bajar de la montaña para hablar con su madre.




¿Cómo conseguiría bajar de allí? Pues nuevamente gracias a su imaginación, que no conocía fronteras.




¿Qué os parece? A mi me encanta porque es un canto al poder que tiene la lectura y también la imaginación. ¿Qué mejor manera de volar que con un libro?

Me gusta especialmente la propuesta porque nos muestra a un niño al que, en un principio, no le interesaban para nada los libros. Hasta que de repente encuentra EL SUYO y se da cuenta de todo lo que aporta el leer. Así, empieza a aficionarse y ya no puede parar. 

Es un libro genial para todos aquellos niños que no consiguen engancharse a este hábito y que no entienden la insistencia de tener que leer.


Y, aunque el texto es precioso, tengo que reconocer que lo que más me gusta de este cuento son las ilustraciones, que no pueden ser más bonitas. Están realizadas con unos colores muy cálidos y están repletas de detalles. Además, son muy expresivas y divertidas.


Nada más por mi parte. Espero que esta tercera propuesta también os enamore.

Seguimos dentro de un rato. Hasta ahora!!!







No hay comentarios:

Publicar un comentario