jueves, 26 de enero de 2017

HOY APRENDEMOS A VALORAR Y RESPETAR LAS DIFERENCIAS INDIVIDUALES CON "EL PAÍS DE LAS PULGAS"

Hola:

Hoy os traigo un libro muy sencillito, que contiene un mensaje precioso. Además, está acompañado de unas ilustraciones muy originales, que no están dibujadas, sino bordadas con todo tipo de telas y fieltros.

Es perfecto tanto para el colegio como para casa, para explicar a los niños que todos somos diferentes los unos a los otros y que no pasa nada.

Os puede venir genial como propuesta para leer en el Día de la Paz, que se celebra el próximo lunes, 30 de Enero (aunque lo ideal sería leerlo día tras día hasta que se nos meta en la cabeza 100% a todos)


¿OS VENÍS A CONOCER EL PAÍS DE LAS PULGAS?

(PINCHAD EN LAS IMÁGENES PARA VERLAS MÁS GRANDES)



-Título: El país de las pulgas
-Autora: Beatrice Alemagna
-Editorial: PHAIDON


Empieza el cuento diciéndonos que el país de las pulgas es un viejo colchón que está tirado en un rincón del jardín, y que ellas viven allí desde hace muchísimos años.



Cuando llega el día del cumpleaños de la pulga gorda, invita al resto de compañeras a su gran fiesta. Es la primera vez que todas se reúnen.



Por fin, las pulgas llaman a la puerta, lo que provoca la alegría de la protagonista.

Pero... cuando ésta abre la puerta, se encuentra una desagradable sorpresa. Resulta que el resto de compañeras de colchón son muy diferentes a ella. No son blancas y gordas, tal y como ella esperaba



Así, enfadada, le pregunta a una de las pulgas que por qué está más flaca que una sardina y no gorda como ella. La pulga delgada, a su vez, le dice a otra que por qué ella es tan amarilla como un plátano. Esta última le dice a otra que por qué tiene los ojos tan grandes...

En resumen, que una tras otra preguntan a sus compañeras la razón por la que son tan diferentes.



Cuando ya están todas molestas y enfadadas, la pulga de colores le pregunta a la cumpleañera que por qué ella está más gorda que un hipopótamo, a lo que ella responde que no tiene ni idea, que ella simplemente nació así.




Las demás se dan cuenta de que les pasa lo mismo. No saben por qué son como son. Simplemente nacieron de esa manera. Cada una con un color, cada una con unos ojos diferentes, o con una altura diferente o con una anchura diferente.




Así, finalmente, la pulga gorda, causante de toda la confusión y malestar, se da cuenta de que no hay nada que hacer con las diferencias entre unas y otras. Simplemente hay cosas que son como son, y no se pueden ni deben cambiar.

Las demás le dan la razón y deciden, por fin, disfrutar de la fiesta, todas juntas, bailando y saltando



Acaba el cuento con esta reflexión:

"Y es que, en el país de las pulgas, como en cualquier otro país del mundo, no se escoge: se nace como se nace, cada cual diferente al otro. Las pulgas son las únicas que no lo saben"




¿Qué os parece? Como os comentaba, el mensaje que se da es muy muy bonito y tremendamente necesario, ya que a pesar de estar en el año 2017, seguimos teniendo problemas para aceptar a los que no son iguales a nosotros. Seguimos cayendo en prejuicios absurdos y juzgando a la gente por el envoltorio, cuando eso es lo de menos.

Es un libro para mi muy necesario, que debería leerse a todos los niños. Además, da mucho de sí, ya que después de su lectura se puede iniciar un debate bastante interesante sobre el tema o hacer alguna actividad para entender las diferencias entre unos y otros.

Nada más por mi parte. Espero que os guste y que se lo leáis a los niños.

Nos vemos mañana con más cuentos.

Feliz día :)




No hay comentarios:

Publicar un comentario