viernes, 13 de octubre de 2017

"MI AMIGO EXTRATERRESTRE", UN LIBRO PARA ENSEÑAR A LOS NIÑOS A SER CRÍTICOS Y NO DEJARSE LLEVAR POR LOS DEMÁS

Hola:

Uno de los problemas que encontramos en la infancia y en la adolescencia (y en todas las etapas en general), es la facilidad que tienen los niñ@s para dejarse llevar por los demás, tanto para lo bueno como para lo menos bueno.

Así, con frecuencia nos encontramos situaciones en las que un peque se porta mal en clase porque otros también lo hacen, o empieza a fumar o beber porque sus amigos también fuman y beben...

Seguro que a nadie le resultan extrañas estas situaciones y es que, al fin y al cabo, a todos nos ha ocurrido algo parecido o conocemos a alguien que haya vivido esto mismo.

Es por esto que es muy importante que enseñemos a los peques desde que son muy muy pequeños a ser críticos, a reflexionar sobre sus acciones, para que entiendan que hay ciertas cosas que no solo no se deberían hacer, sino que tampoco se deberían animar o callar.

Solo tenemos que pensar en el Bullying, que día a día destroza la vida a muchas personas por culpa de la gente que lo lleva a cabo directamente y también de los muchos que callan.

El libro que hoy os traigo, "Mi amigo extraterrestre", nos habla precisamente de esto mismo. A través de una bonita historia intenta hacer reflexionar a los niñ@s sobre la importancia de ser críticos y no dejarse llevar por las acciones de los demás.



¿OS VENÍS A CONOCER ESTE CUENTO TAN NECESARIO?

(PINCHAD EN LAS IMÁGENES PARA VERLAS MÁS GRANDES)





-Título: Mi amigo extraterrestre
-Autora: Rocío Bonilla
-Editorial: BEASCOA


Empieza el libro presentándonos a un niño pequeño, que está en el aeropuerto esperando a un nuevo alumno de intercambio, que va a quedarse en su casa unos días.




Lo que pasa es que este nuevo alumno de intercambio es un poco especial, y es que no es otro niño o niña. No, no, es un EXTRATERRESTRE.

Afortunadamente, y a pesar de que es muy diferente a él, los dos hacen buenas migas desde un principio. 



El único problema es que el extraterrestre no entiende nada de nada. Es lo que tiene ser de otro planeta tan diferente a La Tierra...

Por eso no para de preguntar por qué ante toda clase de situaciones.


¿Y qué es lo que no entiende? Pues por ejemplo, no comprende por qué su amigo no deja pasar a su hermana a su habitación. También le parece muy extraño que el niño tire piedras a las colmenas de los árboles.




Y no solamente es esto, no. Al extraterrestre le entristece ver cómo su amigo no ayuda a los demás cuando están en problemas o cómo se ríe de las desgracias ajenas.





Ante tantos porqués, el niño siempre responde cosas parecidas: porque el otro lo ha hecho también, porque el otro también se ha reído, porque los otros han dicho que hay que hacerlo, porque los otros tampoco quieren...

Es decir, que el mayor problema del niño es que SIEMPRE SE DEJA LLEVAR POR LOS DEMÁS, sin importar si sus acciones son buenas o no. Simplemente no reflexiona sobre sus actos.





Después de unos días, el pequeño está agotado con tanta pregunta. Está cansado de que el extraterrestre no entienda nada. Por mucho que le intenta explicar las reglas de La Tierra, él parece no enterarse de nada.




Afortunadamente, pronto todo acabará, y es que el extraterrestre debe volver a casa.




Pero...¿Qué pasará ahora? ¿Seguirá todo igual o algo habrá cambiado? ¿Habrá ayudado el marcianito al niño a reflexionar o no? Pues eso ya no os lo cuento, para que seáis vosotros quienes lo descubráis.

Ya os adelanto que el final no puede ser más bonito y tierno.


Sí que os comento que en las dos últimas páginas del libro encontramos una pequeña biografía de la autora y una nota para los lectores.





¿Qué os parece? A mi es un libro que me encanta, tanto por su bonita historia como por sus ilustraciones (los que me seguís desde hace tiempo ya sabéis lo que me gusta el trabajo de Rocío Bonilla).

La historia, a pesar de su brevedad y su aparente sencillez, es muy necesaria y nos muestra acciones que a nadie le resultarán extrañas: molestar a un animal que no te ha hecho nada, molestar a una persona o hacer la vista gorda cuando se presencia, no dejar jugar a alguien solo por sus circunstancias, hacer lo que todos hacen solo por seguir la corriente, reírse de los demás por una cosa u otra...

Precisamente, este realismo de situaciones se agradece, y es que obligará a los niños a reflexionar sobre sus acciones o sobre las acciones de los demás.


Con respecto a las ilustraciones, como os decía yo soy poco imparcial con esta mujer porque me gusta mucho su manera de dibujar. Me encantan los colores utilizados y todos los guiños de humor.

En este cuento en concreto, y como buena friki-fan de Star Wars, me he reído mucho con los guiños a la saga (hay un muñequito de Darth Vader en el baño, un cuadro de R2-D2 en la pared...).


En resumen, un libro muy bonito, que merece la pena leer tanto en casa como en el colegio.


Nos vemos mañana con más recursos.

Feliz día :)




No hay comentarios:

Publicar un comentario