domingo, 22 de octubre de 2017

"CRAZY CLACK!", UN JUEGO MUY DIVERTIDO PARA TRABAJAR LA OBSERVACIÓN Y LOS REFLEJOS

Hola:

Hoy os traigo un juego muy divertido para trabajar con los peques la observación, la concentración, la percepción visual y los reflejos, además de los colores.

Se trata de Crazy Clack, un juego en el que los niños deberán competir por obtener la torre de fichas más grande.


¿OS VENÍS A JUGAR?

(PINCHAD EN LAS IMÁGENES PARA VERLAS MÁS GRANDES)





-Nombre: Crazy Clack!
-Número de jugadores: De 2 a 6 según fabricante
-Edad recomendada: A partir de 4 (ya sabéis que cada niño es un mundo)
-Tipo de juego: Juego competitivo; juego de observación y concentración; juego de reflejos; juego de habilidad
-Duración aproximada de cada partida: 10 minutos



¿QUÉ MATERIALES CONTIENE EL JUEGO?

Crazy Clack! viene con los siguientes materiales:

-36 discos MAGNÉTICOS de este tipo (cada uno de ellos tiene 3 símbolos con distintos colores)



-1 dado con los siguientes colores: rojo, verde, amarillo, azul, morado y blanco



-1 dado con los siguientes símbolos: estrella, pieza de puzzle, rayo, flor, pie y un lado en blanco


-1 manual de instrucciones


¿CÓMO SE JUEGA?

Hay que seguir los siguiente pasos:

1.- Lo primero que hay que hacer es distribuir bien los 36 discos por la superficie, de tal manera que todos los jugadores los puedan ver y acceder a ellos sin problema.



2.- A continuación, el jugador más joven tira los 2 dados. Una vez que obtenga un resultado, todos los jugadores (incluido él) tendrán que se rápidos para coger el máximo posible de discos con las características que han indicado los dados en cuestión (por ejemplo, flores rojas). 

3.- Cuando no quedan más discos con esas características en la mesa, el siguiente jugador en dirección a las agujas del reloj vuelve a tirar los dados y la historia se repite.

4.- Así, se tiran y tiran los dados y se repiten las rondas hasta que no queden discos en la superficie de juego. También puede ocurrir que quede un solo disco en la mesa. Entonces, todos los jugadores tienen la posibilidad de tirar los dados una vez más. Si después de esa ronda el disco sigue allí, se da por finalizada la partida.


INCISO: ¿QUÉ POSIBILIDADES TIENEN LOS DADOS?

Nos encontramos con 4 posibilidades diferentes:

1-QUE SALGA UN SÍMBOLO Y UN COLOR DISTINTO DEL BLANCO



En este caso, el objetivo será coger todos los discos que contengan una flor roja.

Así, por ejemplo, algunas de las piezas que se pueden coger son las siguientes:



2-QUE SALGA UN SÍMBOLO Y EL COLOR BLANCO



En este caso, los jugadores deberán coger todos los discos que contengan ese símbolo, sea del color que sea.

Así, por ejemplo, algunas de las piezas que se pueden coger son las siguientes:




3- QUE NO SALGA NINGÚN SÍMBOLO (LA CARA BLANCA DEL DADO) Y UN COLOR DISTINTO DEL BLANCO



En este caso, los niños deberán coger todos los discos que contengan símbolos verdes, sean del tipo que sean.

Así, por ejemplo, algunas de las piezas que se pueden coger son las siguientes:



4- QUE SALGA EL COLOR BLANCO Y NINGÚN SÍMBOLO (LA CARA BLANCA DEL DADO)




En este caso, los jugadores deberán coger rápidamente todos los discos que puedan, sin importar nada más.


¿CÓMO SE COGEN LOS DISCOS?

Aquí reside la diversión del juego y es que, como os comenté al principio, los discos están imantados. 

Aprovechando ese magnetismo, los jugadores deberán ir apilando un disco sobre otro, para formar una torre.

La única regla es que esto hay que hacerlo CON UNA SOLA MANO.





¿QUÉ OCURRE SI UN JUGADOR COGE UN DISCO QUE ES INCORRECTO?

En este caso, el niño deberá devolver el disco incorrecto al centro de la mesa y otro más a modo de penalización. Si en ese momento no tenía ningún disco en su poder pues entonces no tiene que devolver nada, solo el incorrecto.


¿QUIÉN GANA LA PARTIDA?

Una vez que no queden discos encima de la mesa (o solo quede uno) los niños deben comparar sus torres. El que la tenga más alta, entonces gana.


EJEMPLO DE PARTIDA

El jugador más joven lanza los dados y obtiene la flor y el color rojo. Entonces, todos los jugadores se lanzan a coger antes que los demás todos los discos con estas características. Una vez que no queda ningún disco de este tipo, el siguiente jugador tira los dados y obtiene el color verde y ningún símbolo. Ahora, los niños tendrán que coger antes que sus compañeros todos los discos con estas características. Una vez que no quedan más discos de este tipo, el siguiente jugador lanza los dados...
Así, hasta que no queda ninguna ficha en la superficie. Ahora los jugadores deben comparar sus torres y ganará el que la tenga más alta.



¿Qué os parece? Como veis, es un juego muy muy sencillito pero a la vez muy entretenido. Es perfecto tanto para casa como para el cole, ya que a la vez que los peques se divierten estarán trabajando la observación y concentración, la percepción visual, los reflejos, los colores...

Como ocurre con todos los juegos, lo podéis adaptar según las características de vuestros peques: se puede jugar con menos discos, se puede jugar de forma individual eliminando la parte de competición, se pueden eliminar algunas de las posibilidades de los dados...


Poco más que añadir. Espero que os guste y que los peques se diviertan con él.

Nos vemos mañana con más recursos.

Feliz día :)








No hay comentarios:

Publicar un comentario