martes, 1 de noviembre de 2016

CUENTOS-PUZZLE (1): LOS TRES CERDITOS, EL GATO CON BOTAS, LOS MÚSICOS DE BREMEN Y BLANCANIEVES

Buenos días:

Hoy os traigo un recurso genial para utilizar con niños de edades muy diversas en sesiones de cuentacuentos y demás. Son geniales tanto para casa como para el colegio.

Se trata de los CUENTOS-PUZZLES, una forma de convertir la lectura en un juego. 

¿OS VENÍS A CONOCERLOS?



-Títulos: Los tres cerditos, El gato con botas, Los músicos de Bremen y Blancanieves (este último me falta).
-Escritos por: Nicoletta Codignola
-Ilustrados por: Sophie Fatus


Estos cuentos se presentan en formato caja. Al abrir esta caja nos encontramos el texto integro del texto EN MINÚSCULA y una serie de tarjetas. Además, se nos explican las instrucciones para utilizar el recurso.

¿CÓMO FUNCIONAN ESTOS CUENTOS-PUZZLE?

Es muy sencillo. Cada una de las tarjetas que contiene la caja tiene una imagen en la parte delantera, y un pequeño texto EN MAYÚSCULA en la parte trasera. Las tarjetas están numeradas, para que en todo momento sepamos el orden que debemos seguir.

Por ejemplo, en la tarjeta 1 del cuento de Los 3 cerditos encontramos lo siguiente:





Se trata de que por cada trozo de texto que leamos del cuento, vayamos incorporando una tarjeta, hasta formar una imagen completa.

La dirección que debemos seguir para formar el puzzle es la siguiente:




Y el resultado, al finalizar la sesión es este:



Las otras cajas con los otros cuentos funcionan exactamente igual. Los puzzles quedan así:

-Músicos de Bremen:



-Gato con botas:



No me digáis que no es genial. Yo lo he utilizado varias veces con los niños y les encanta este recurso.

Además, lo bueno que tiene es que como el texto completo está dividido en muchas tarjetas, y se presenta en mayúsculas, hasta los niños más pequeños pueden ir leyendo poco a poco e incorporando los dibujos hasta que se forme el puzzle completo.

Me parece un recurso muy motivador, tanto para los niños aficionados a los cuentos y la lectura como para aquellos que no lo están tanto, y que necesitan recursos más dinámicos y lúdicos.

Además, en el caso de que los lectores seamos nosotros, los adultos, podemos ir cambiando el texto según nuestros intereses, ya que los niños realmente solo van a ver los dibujos. Si no nos gusta, por ejemplo, que el lobo se coma a un cerdito pues podemos cambiar la historia perfectamente.

Poco más que añadir. Os animo a que los probéis con los peques y que veáis los resultados.

Espero que os gusten y que os sean útiles.

Feliz día y hasta mañana :)




No hay comentarios:

Publicar un comentario