viernes, 4 de noviembre de 2016

UMI, UN LIBRO-JUEGO QUE NOS ENSEÑA A VALORAR LO QUE TENEMOS

Buenos días:

Hoy os traigo un libro-juego, que a diferencia de otros libros de este mismo estilo, nos cuenta además una bonita historia. Umi es un libro para observar atentamente, buscar, jugar y reflexionar.

¿OS VENÍS A CONOCERLO?

(PINCHAD EN LAS IMÁGENES PARA VERLAS MEJOR)





-Título: Umi
-Escrito e ilustrado por: Sebastián de la Serna
-Editorial: LOQUELEO-SANTILLANA
-Edad recomendada según la editorial: A partir de 3-4 años

Empieza el libro diciéndonos que Umi es un niño valiente, curioso e inconformista, y que gracias a ello va a vivir muchas aventuras.

A Umi siempre le acompañan dos amigos: Kimya, que es un ratoncito, y Bluu, un mono que nació de color azul. 



Este es precisamente el ELEMENTO JUEGO DEL LIBRO: buscar en tooodas las páginas al mono y al ratón. A veces es muy fácil encontrarlos, pero otras veces están muy bien escondidos, o solo se les ve una parte... Es muy divertido, y seguro que los niños se lo pasan pipa.

Os cuento ahora de qué va la historia:

Umi nació en una aldea de África. Junto con su padre, su madre, su abuelo y el resto de su aldea aprendió muchas cosas, como pescar, cultivar la tierra, cuidar y amar la naturaleza... Además, aprendió de la sabiduría de los mayores y lo importante que es querer y ser querido.




Cuando cumplió diez años Umi abandonó su aldea, como hacían todos los niños de su edad. Tenía que aprender a valerse por sí mismo.

Y, así empezó su aventura. Un día, el niño se encontró con un brujo, que le pedía ayuda porque un cachorro de león se había caído a una madriguera y no podía salir. Umi se metió allí y no paró hasta que dio con él. El brujo, como forma de agradecimiento, le dio un amuleto mágico.




Nuestro pequeño protagonista siguió entonces su camino. 

A partir de aquí, la historia sigue un esquema parecido: Umi se encuentra un animal, del que envidia una o más cualidades. Desea por tanto ser como él, y al instante se transforma. Se encuentra con leones, elefantes, águilas y monos, y se transforma en todos ellos, viviendo unas experiencias u otras, y aprendiendo que todo tienes sus ventajas e inconvenientes. 




Por ejemplo, ser un león está muy bien, pero tiene la parte negativa de que ningún otro animal se quiere acercar a ti porque te tiene miedo. Ser un águila es genial, porque puedes volar, pero también son bastante solitarias...

Así transcurría la vida de Umi, hasta que una mañana oyó una música que venía desde lejos. El niño, con su infinita curiosidad, se acercó para ver de dónde provenía ese sonido, y descubrió a su madre, que cantaba mientras preparaba el desayuno. Entonces Umi sintió envidia del ser humano, que es capaz de crear algo tan bonito como la música.




Umi entonces dejó de transformarse en animales, y volvió a ser un niño.

Acaba la historia con la siguiente reflexión: "Muchas veces, las cosas que son más importantes en la vida ya las tenemos. Solo hay que saber verlas, con los ojos y con el corazón".




Como veis la historia es muy bonita, y muy cierta. Con demasiada frecuencia las personas buscamos y buscamos cosas, y envidiamos las cosas que tienen otros, pero no nos damos cuenta de que todos tenemos virtudes y que hay aspectos, como la familia o la amistad, que son más importantes que cualquier otra cosa.

Es un libro que me gusta mucho para los niños, porque combina el juego por el juego, para pasarlo bien, con la lectura de una historia que hará reflexionar a peques y mayores.

Las ilustraciones son también muy vistosas, y están llenas de detalles pequeños que los niños solo descubrirán si observan atentamente.

Para terminar la reseña, os pongo una foto de la última frase que aparece en el libro. Es independiente del cuento, pero me ha encantado:




¿Bonita verdad? Ese es el gran poder que tiene la lectura, y que debemos intentar transmitir a los niños.

Nada más por hoy. Nos vemos mañana con más recursos.

Feliz viernes :)



No hay comentarios:

Publicar un comentario