miércoles, 8 de marzo de 2017

CELEBRAMOS EL DÍA DE LA MUJER CON LA CAPERUCITA MÁS VALIENTE E INTELIGENTE

Hola.

Hoy, 8 de marzo, día de la mujer, os traigo a la Caperucita Roja más valiente, a la más inteligente, una Caperucita que no necesita que nadie la salve del Lobo Feroz.


¿OS VENÍS A DESCUBRIRLA?

(PINCHAD EN LAS IMÁGENES PARA VERLAS MÁS GRANDES)



-Título: Una Caperucita Roja
-Autora: Marjolaine Leray
-Editorial: Océano Travesía


El cuento de Caperucita es bien conocido por todos, pero hoy os traigo una versión un poco diferente...

Todo comienza como en el cuento tradicional.  La niña va paseando cuando se encuentra con el lobo.



Le pregunta que a dónde va, a lo que ella responde que va a casa de su abuelita. Acto seguido, la coge en brazos y le dice que se la lleva, que tiene que ir con él.




El lobo le explica que van a ir a comer.... CARNE TIERNA Y ROJA...



Justo después,  Caperucita observa a su acompañante y empieza con la cantinela que todos sabemos de las orejas, la nariz, la boca...






Justo cuando Caperucita le dice que tiene unos dientes enormes, él toma la palabra, gritando que son para comérsela mejor...



Pero... va a ser que no, que ya os dije que esta Caperucita era muy valiente e inteligente...



La niña le dice que no se la va a comer, dejando al lobo desconcertado. Añade que no lo va a hacer porque tiene muy mal aliento y que necesita un caramelo...




Y bueno... la pequeña le da el caramelo, él lo acepta y....




Pues eso... 



Gracias a ella y solo a ella, se libra del Lobo, sin necesidad de cazadores ni nada por el estilo.

¿Qué os parece? A mi me encanta. Es un humor negro que hace hincapié en el valor y astucia de la niña para resolver sus propios problemas. 

Se agradece que de vez en cuando se nos presenten cuentos donde los personajes femeninos no son salvados por caballeros andantes ni por leñadores ni nada por el estilo.

Este cuento, en ese sentido es un 10. Con muy pocas palabras, unas ilustraciones minimalistas pero muy expresivas y un final inesperado, se consigue un resultado redondo.

Nada más que añadir. Espero que os guste.

Felicidades a todas mis compañeras.  Espero que algún día se pueda dejar de celebrar el 8 de marzo...

Hasta mañana :)

No hay comentarios:

Publicar un comentario