jueves, 6 de octubre de 2016

HOY REFLEXIONAMOS SOBRE LA LIBERTAD CON UNA DE LAS CAJITAS DE WONDER PONDER

Buenos días:

Hoy no os traigo un cuento como tal, pero estoy segura de que esto os va a encantar.

WONDER PONDER (pinchad sobre el nombre para acceder a su web) es una marca que fabrica libros y juguetes de FILOSOFÍA para niños. Sí, sí, filosofía pura y dura, de la que te hace pensar. De hecho, su lema es "Wonder Ponder, Filosofía Visual para niños".

La marca fabrica unas cajitas que contienen una serie de tarjetas llenas de preguntas para que reflexionemos sobre distintas cuestiones. Es un material tan válido para niños a partir de unos 8 años como para adolescentes como para adultos de todas las edades.

Hasta ahora hay publicadas 3 cajas diferentes: Mundo Cruel, que nos invita a reflexionar sobre la crueldad (crueldad con los animales, crueldad con las personas...), Yo persona, que nos invita a reflexionar sobre la identidad, y la que yo os enseño hoy, Lo que tú quieras, que nos hace reflexionar sobre la libertad.

No os preocupéis que os enseñaré las otras dos más adelante.




Vamos entonces con la reseña:

La cajita contiene las siguientes cosas.

Una serie de tarjetas con un dibujo por delante y muchas preguntas por detrás




Una tarjeta que nos habla de la libertad




Una tarjeta que nos habla de los distintos usos que puede tener este material: como juego, como libro, en forma de test...





Unas tarjetas para que nosotros mismos (o los niños) creemos nuestras propias escenas y nos hagamos nuestras propias preguntas





Un póster, que nos enseña la Casa de la Real Gana (ya sabéis, por eso que decimos de voy a hacer "lo que me de la real gana"). Los que seáis amantes de la literatura infantil (como aquí una servidora) fijaos en el póster detenidamente porque os va a ENCANTAR,





Os hablo ahora más detenidamente de las tarjetas, que es lo más interesante de la caja.

Como os decía, cada tarjeta tiene un dibujo y una pequeña frase en la parte de delante, y muchas preguntas en la parte de atrás.

Por ejemplo, esta primera tarjeta que os enseño nos muestra a un niño intentando dormir, y a un hombre tocando la gaita al mismo tiempo. Obviamente, el niño no puede dormir




Se nos plantean entonces una serie de preguntas como las siguientes: ¿Puede hacer todo el mundo lo que le da la gana al mismo tiempo?, Imagina que el gaitero está ensayando para un examen. ¿Es libre de no ensayar?, ¿Hay libertades y derechos que son más importantes que otros?, ¿Se te ocurre alguna solución para que tanto el gaitero como el niño puedan hacer lo que quieran? 





Otra tarjeta diferente es esta:




Aquí vemos unas presas en una cárcel, y una niña jugando con dinosaurios en el suelo. La frase que contiene es la siguiente: "¡Pero qué a gustito se está hoy! ¡Me quedaría aquí para siempre!" Solamente con esta frase tenemos para reflexionar un rato.

Algunas de las preguntas que se plantean en esta tarjeta son: ¿Es posible ser feliz sin ser libre?, Si una prisionera es feliz en prisión y no quiere irse, ¿es más libre que una prisionera que no quiere estar en prisión?, ¿Para qué crees que sirven las cárceles? ¿Cómo sería la prisión perfecta? 

Esas son solo algunas preguntas, pero hay muchas más, e igual de interesantes.

En otras tarjetas nos hablan de la libertad de elección (si es que tenemos esa libertad), de las diferencias de libertad entre niños y adultos, de por qué a veces hacemos cosas que nos lo hacen pasar mal cuando podríamos evitar hacer esas cosas (por ejemplo, cuando vemos una peli de mucho miedo y lo pasamos mal), de los pensamientos, de la intimidad, de la libertad relacionada con el cuerpo y con la alimentación, etc.




Como veis, son tarjetas muy variadas, pero que giran en torno a una temática, que es la libertad.

En total la caja contiene 14 tarjetas como las que os he mostrado, y más de 100 preguntas para pensar y pensar.

No se a vosotros, pero a mi me parece un material tremendamente útil para utilizar tanto en casa como en la escuela, institutos, universidades o charlas variadas. Contiene preguntas muy muy interesantes, a las que cuesta dar respuesta.

Con ellas podemos plantear debates a nuestros alumnos, en las que dos posturas completamente opuestas se tengan que defender. Por ejemplo, un grupo que piense que el gaitero tiene derecho a tocar cuando quiera y otro que piense que no, que el niño tiene derecho a dormir. Cada grupo deberá exponer su postura.

En resumen, un material diferente, que gustará tanto a niños como a adultos, y que nos hará estrujarnos la cabeza un rato. Puede que al principio (acostumbrados a la caja tonta, a las tablets, los móviles y otras maquinitas variadas) nos cueste un poco dar respuestas, pero os aseguro que engancha.

Espero que os guste.

Un saludo reflexivo :)


1 comentario:

  1. Es un material estupendo la verdad! me parece vital enseñarles a los niños a cuestionarse las cosas, a dudar,...
    Un abrazo

    ResponderEliminar