miércoles, 8 de febrero de 2017

OSOS, UN LIBRO PRECIOSO SOBRE LA RELACIÓN DE UN PADRE OSO Y SU HIJO

Hola:

Hoy os traigo un libro precioso, con un argumento muy muy sencillo y que tiene unas ilustraciones que enamoran.

Se trata de uno de los trabajos de Emily Hughes, una ilustradora muy conocida hoy en día gracias a sus preciosos trabajos en libros como Salvaje o El pequeño Jardinero.

De hecho, son tan bonitas sus ilustraciones que merece la pena tener los libros solo para recrearse en ellas, independientemente del texto.

En este caso, nos encontramos una obra en la que, de forma muy sencilla, nos presentan la relación de un papá oso y su hijo, a la vez que nos hablan de la constancia, de los baches que se nos presentan en la vida, de la felicidad de las pequeñas cosas...

¿OS VENÍS A CONOCER A ESTOS GENIALES OSOS?

(PINCHAD EN LAS IMÁGENES PARA VERLAS MÁS GRANDES)



-Título: Osos
-Escrito por: Sean Taylor
-Ilustrado por: Emily Hughes
-Editorial: LIBROS DEL ZORRO ROJO


El libro empieza en un día muy muy caluroso. De hecho, hacía tanto calor que ni la sombra consolaba a papá oso y su hijo.

De repente, a osito se le ocurrió una gran idea. Le dijo a su padre que podrían irse al río a darse un chapuzón y refrescarse.



Los dos animales se pusieron en marcha, ya que les esperaba un largo camino, en el que tendrían que atravesar la hierba, saltar de roca en roca...

Al pequeñín esto de saltar le encantaba y, aunque su padre le dijo que lo hiciera con cuidado, él quería darle una sorpresa, así que se preparó para dar un graaaaaan salto.



Y claro, tanto se arriesgó que se dio un golpe muy fuerte.

El osito se hizo daño en la rodilla y se puso muy triste. Menos mal que allí estaba papá oso para consolarlo.



Ante semejante contratiempo, el peque decidió que ya no quería ir al río. Se le habían quitado las ganas de todo. Sin embargo, su padre le dijo que era mejor esperar sentados en la roca, observando el agua. Seguro que así se calmaría.

Y, efectivamente, así fue. De hecho, aunque papá le ofreció llevarlo en brazos el resto del camino, el osito prefirió seguir a pie, andando él solito. 

Oso grande estaba muy orgulloso de la valentía de su pequeño.



Finalmente, llegaron al río y ambos se tiraron de bomba. Se lo pasaron en grande



Acaba el libro diciéndonos que, una vez terminado el baño, regresaron a casa. Ambos estaban felices


¿Qué os parece? A mi me parece maravilloso. Creo que este libro es un gran ejemplo de la sencillez hecha grandeza.

A pesar de que el argumento es cortito, nos habla de la felicidad de las pequeñas cosas. Al fin y al cabo, no hay plan mejor que el de irte a bañar al río con tu padre, sin preocupaciones de ningún tipo.

Y encima, si tienes algún contratiempo, allí lo tienes para curarte y consolarte.

Se agradece, y mucho, encontrarte con libros así que nos hablan de la relación de los papás (hombres) y los hijos, porque sí, madre no hay más que una pero, al menos en mi caso, también hay padres maravillosos que se merecen cuentos así de bonitos.

En resumen, estamos ante un libro que transmite mucha calma y paz y en el que se nos habla de la constancia, de los contratiempos que se presentan, de cómo enfrentarse a ellos, del querer abandonar todo... Y todo acompañado de unas ilustraciones fantásticas, que merece la pena observar y observar para no perder detalle.

Nada más por mi parte. Si queréis comprar este libro  lo podéis hacer a través de Boolino, una organización encargada de fomentar el amor por la lectura entre los peques de la casa. Os dejo el enlace directo AQUÍ


Nos vemos mañana con más cuentos.

Feliz día :)




No hay comentarios:

Publicar un comentario