viernes, 23 de septiembre de 2016

CUANDO EL LOBO SE CANSA DE SER SIEMPRE EL MALO... CONOCEMOS "EL LOBO HACE HUELGA"

Hola:

Hoy os traigo otra NOVEDAD EDITORIAL DE OTOÑO!!!

En este caso os voy a presentar un libro divertidísimo, que da un giro a los cuentos tradicionales y con el que los niños aprenderán conceptos relacionados con la política y la sociedad.

¿Os venís a descubrirlo?




-Título: El lobo hace huelga
-Escrito por: Christophe Pernaudet
-Ilustrado por: Sébastien Chebret
-Editorial: JUVENTUD
-Edad recomendada según la editorial: A partir de 4-5 años


Antes de comenzar a reseñar el libro os quiero dar una recomendación. Estamos ante un libro que da un giro de tuerca a los cuentos tradicionales, así que es bastante importante que los niños ya conozcan bastante bien este tipo de cuentos (Caperucita Roja, Los tres cerditos...). Así, cuando leamos este libro podrán captar todo el humor y todo el sentido de la historia.

Y, ahora sí, comenzamos!!!


El libro empieza como cualquier otro libro... Ya sabéis, con el "Había una vez...". Acto seguido vemos a un cerdido construyendo una casa, así que ya sabréis qué cuento estamos contando...




Por supuesto, después de conocer al primer cerdito conocemos a sus dos hermanos, que también están construyendo su casa.

Y aquí empieza el lío (y las risas), ya que cuando los tres hermanos acaban la construcción de sus hogares llega muy angustiada su amiga la cabra.

Lo único que puede decir es "el lobo, el lobo, el lobo". Los cerditos le preguntan qué le pasa, y le advierten que no se preocupe por ellos, ya que no le temen al lobo, porque se han construido un hogar seguro.

Entonces la cabra, algo más calmada, les da una noticia inesperada: EL LOBO HA DECIDIDO HACER HUELGA.




Les dice, a continuación, que ella había decidido ir a dar una vuelta a la montaña, como siempre hace, y claro, esperaba a que de un momento a otro apareciera el lobo aullándole a la luna, para acto seguido, comérsela. Pero... el lobo no apareció.

También les cuenta la cabra que, ante la extrañeza de la desaparición del lobo, decidió bajar de la montaña, y allí se encontró con Caperucita Roja. Ella también estaba muy preocupada, ya que había estado en casa de su abuelita y las dos habían esperado al animal mucho rato, pero no había aparecido.

Caperucita se había preocupado mucho, así que había decidido ir a casa del lobo para ver si estaba enfermo, pero no, el lobo no estaba enfermo, el lobo estaba HARTO DE SER SIEMPRE EL MALO DE LOS CUENTOS, Y HARTO DE QUE TODOS LOS NIÑOS DEL MUNDO LE TUVIERAN MIEDO, así que había tomado una drástica solución: PONERSE EN HUELGA.




Esta noticia sorprendió mucho a los tres cerditos, que decidieron que había que hacer algo. Así, convocaron una asamblea general con todos los personajes de cuento, para poner solución a semejante locura.

A la reunión acudieron, incluso, personas que no tenían nada que ver con el lobo, como Alicia en el país de las maravillas, La Bella Durmiente...
Al fin y al cabo era un asunto muy grave, y los niños no podían estar demasiado tiempo con las historias rotas. Había que arreglar el asunto rápido.

Así, todos empezaron a debatir y debatir y a negociar sobre las posibles medidas a tomar.




Al final se decidió que había que hacer una manifestación hasta la casa del lobo. Después, un mediador tendría que entrar a su casa para dialogar con él y solucionar el problema de forma amistosa.

Y así se hizo.

Uno de los cerditos fue el mediador, así que entró a la casa. Allí se encontró a un lobo abatido y muy enfadado. Los dos animales se pusieron a hablar y el lobo pudo desahogarse. El cerdito le dijo que tenía que pensar en los niños, ya que él era un personaje muy importante y muchos de los cuentos preferidos por los peques no tenían sentido sin él.

Mientras tanto, fuera de la casa, todos estaban muy preocupados, pensando en la posibilidad de que el lobo no diera marcha atrás, y las consecuencias que esto podría tener. También empezaron a pensar en la figura de un sustituto, aunque nadie les convencía. Nadie podría reemplazar al malvado lobo feroz.

El cerdito siguió y siguió convenciendo al lobo. Al fin y al cabo él era fuerte, era listo, tenía unos grandes ojos y unas grandes orejas, y sus dientes eran lo más de lo más.
Era imprescindible. Ningún otro personaje asustaría así de bien a los niños, así que no podía decepcionarlos.




El lobo pidió entonces unos minutos para reflexionar... y.... ¿qué decisión tomó? ¿Seguiría en huelga o volvería a convertirse en el lobo feroz? ¿Pensaría en los niños del mundo o no?

Pues eso no os lo descubro. Tendréis que leer el libro para averiguarlo.

En mi opinión, los puntos fuertes del libro son los siguientes:

1.- La historia es muy divertida, y seguro que  produce alguna que otra carcajada entre los peques. 

2.- Es también una historia para reflexionar sobre las consecuencias de tener un rol muy fijado en la sociedad. Es una historia para empatizar con el pobre lobo. Al fin y al cabo es un personaje muy importante, pero todos le tiene miedo. También podremos reflexionar con los niños sobre este tipo de etiquetas tan fijas. ¿Uno siempre es malo malo, o puede ser malo y bueno a la vez?

3.- También nos hace reflexionar el libro sobre la importancia de valorar a los demás. Es importante que de vez en cuando les recordemos a las personas importantes en nuestra vida el porqué son valiosas (tal y como hace el cerdito cuando le dice al lobo que es genial, y que nadie podría sustituirlo).

4.- Es un libro genial para hablar con los niños de conceptos tan variados como huelga, mediador, debate, asamblea, manifestación... Me parece un recurso ideal para empezar a explicarles este tipo de conceptos político-sociales.

5.- El libro tiene unas ilustraciones muy expresivas, que hacen que identifiquemos con mucha facilidad las distintas emociones de los personajes

En resumen, un libro muy interesante, con el que podremos reír y pensar a la vez.

Espero que os guste.
Nos vemos pronto.

Un saludo :)




2 comentarios:

  1. Tengo muchísima curiosidad por este libro desde que vi que iban a editarlo, y parece que no decepciona!!! Cierto es que primero hay que conocer los clásicos, pero además tiene bastante letra, ¿no? Es lo único que me tira para atrás, que se haga demasiado largo (sobre todo contándolo en inglés, como es mi caso).
    Me encanta tu visión de los puntos fuertes del libro, más o menos en eso iba pensando mientras te leía :)

    Seño Punk

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Seño Punk. Qué alegría más grande tenerte también por aquí :) :) :) Si se lo lees en inglés, yo diría que es ideal para niños de primaria, pero para infantil se me queda grande, porque tiene vocabulario algo específico relacionado con la política y todo eso. No es que tenga muchísimo texto, pero tampoco son dos líneas. Eso sí, el libro es una maravilla. Una de las novedades más geniales de otoño. Me alegro que te haya gustado la reseña. Un besazo enorme, y si tienes cualquier otra duda aquí estoy :)

      Eliminar