jueves, 9 de noviembre de 2017

"TÍMIDA", UN LIBRO PRECIOSO SOBRE LA TIMIDEZ, LA SUPERACIÓN PERSONAL Y LA AMISTAD

Hola:

Esto de ser tan apasionada (o friki, o loca, como más os guste) de la literatura infantil tiene muchas ventajas. Una de ellas es que, de vez en cuando, descubres libros preciosísimos, de los que te enamoras nada más verlos, libros que te hacen feliz.

Pues bien, "Tímida", el cuento que hoy os enseño, es uno de ellos, y es que nos presenta una historia bellísima que nos habla de la timidez y de sus consecuencias, de la superación personal y de la amistad más verdadera.

Y si el argumento es bonito, las ilustraciones no se quedan atrás. Están realizadas a base de tonos pastel, y la verdad es que te dejan medio hipnotizado.


¿OS VENÍS A DESCUBRIR ESTA PEQUEÑA MARAVILLA?

(PINCHAD EN LAS IMÁGENES PARA VERLAS MÁS GRANDES)




-Título: Tímida
-Autora: Deborah Freedman
-Editorial: BRUÑO (CUBILETE)


Tímida era tan tímida que estaba encantada viviendo entre las páginas de un libro. Y esto no es solo algo metafórico, sino también literal (la flecha que se ve en la ilustración nos indica que Tímida está escondida ahí, en mitad del libro que tenemos entre las manos).




A nuestra misteriosa protagonista le encantaban los cuentos, sobre todo aquellos que hablaban de pájaros de todo tipo. Le encantaría poder escuchar el canto de un pájaro algún día, pero claro, eso no lo podían hacer sus libros.





Entonces, un buen día, apareció en el cielo un pájaro de verdad, que empezó a cantar una bonita canción.

Ante esto, Tímida se quedó maravillada. Tanto que decidió que tenía que conocer a ese animal.

Pero claro, enseguida comenzaron sus dudas, porque no sabía cómo hablar con él. Al fin y al cabo, se podía poner colocarada, o empezar a tartamudear sin control.




Con tanta espera y tanta duda, el pájaro acabó por marcharse, no sin antes cantar "Trilorí-loríiiii".

Nuestra protagonista decidió entonces que, por primera vez en su vida, tenía que arriesgarse, salir de casa de una vez por todas e ir detrás de él (¿Veis sus huellas en el suelo?)




Caminó kilómetros y kilómetros, y se dio cuenta de que el mundo real era todavía más asombroso que aquel que había descubierto en los dibujos de sus libros.

En el trayecto, también tuvo la oportunidad de conocer a muchos animales y criaturas extraordinarias.

Y así, un buen día, escuchó al fin un coro de pájaros.




¿Estaría su pájaro entre ellos? Pues sí, echó una mirada hacia arriba y allí mismo lo vio, tan espectacular como siempre. El animal brillaba tanto como el sol y el mar. Era lo más maravilloso que había visto nunca.

Tanto le asombraba que sabía que con él podría ir a cualquier lugar.




Pero claro, para hacer todo eso se tenía que atrever a hablar con él de una vez por todas, así que respiró hondo, sintió unos nervios inmensos, miró hacia arriba y...




...Y nada, porque el pájaro se había ido otra vez, lo que provocó una inmensa  tristeza en Tímida.

Ante semejante panorama, se quedó toda la noche despierta, leyendo sus libros favoritos. De repente sus historias le parecían más reales que nunca, y es que con su viaje ya había viajado a un lugar muy muy lejano y había visto a pájaros de verdad.

De pronto, es como si su libro pudiera cantar como aquel pajarito: "Trilorí-loríiiii".



Pero claro, ese canto se esfuminaba rápidamente, así que Tímida, más convencida que nunca, decidió que su pajarito ya no se le escaparía ni una sola vez más. No, esta vez no.



¿Qué hizo? Pues volvió a mirar hacia arriba y esta vez fue ella la que cantó: "Tralará-laráaaaa".


En este mismo momento, descubrimos la identidad de nuestra misteriosa protagonista, que no os desvelo para no fastidiaros el misterio. Tampoco os cuento el desenlace de la historia, aunque ya os avanzo que no puede ser más bonito y especial.

(Como siempre, quien no pueda esperar y quiera spoilers, me puede escribir algún comentario en redes sociales).


¿Qué os parece? A mi la verdad es que no me puede gustar más. Lo habré leído ya decenas de veces y cada vez que lo hago le saco algo nuevo, algún matiz distinto en el texto o en las ilustraciones.

Es una historia que, como os decía, nos habla de la timidez y sus dificultades, y a su vez de la superación personal y del esfuerzo por superarla. Además, nos habla de la amistad, del conocimiento personal y del amor por los libros.

Las ilustraciones, como habréis podido comprobar, acompañan al texto perfectamente. Lo que más me llama la atención de ellas es su colorido en tonos pastel (los atardeceres y anocheceres son una maravilla). Son dibujos muy delicados, que te transportan muy fácilmente al escenario que nos está describiendo el texto.


Poco más que añadir, además de deciros que es uno de mis libros favoritos de los últimos meses, un cuento perfecto para leer a niños tímidos y no tan tímidos.

Nos vemos mañana con más recursos.

Feliz día :)







No hay comentarios:

Publicar un comentario